El Gobierno da marcha atrás a los peajes en las autovías

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, dijo el miércoles que la medida incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia no saldrá adelante si no hay consenso de todos los grupos políticos con representación parlamentaria, algo que parece complicado después de las duras críticas y el rechazo frontal de los principales partidos de la oposición como el PP y VOX, que calificaron la propuesta como «un atraco al bolsillo de los españoles».

«Como es una reforma estructural e importante, cuando haya una propuesta real el Gobierno vendrá a las Cortes para debatirlo entre todos los grupos parlamentarios para ver qué se hace, pero si no hay consenso, la propuesta no saldrá adelante«, dijo el ministro durante su comparecencia en el Pleno del Senado.

Ábalos ha defendido la reforma incluida en el documento remitido a Bruselas para solicitar las ayudas de 140.000 millones de euros del Fondo de Recuperación Europeo para hacer frente a los efectos del Covid-19. Y ha señalado la «contradicción» que, en su opinión, supone que España tenga la mejor red de carreteras de la Unión Europea y no se pague por su uso.

«Es una contradicción que estemos pidiendo fondos para infraestructuras y que no saquemos rentabilidad a los activos que tenemos», dijo antes de señalar que el 40% del tráfico de mercancías que circula por España es extranjero. «Pagan en todas partes menos aquí, y eso lo acaban pagando los españoles, entre ellos los que no conducen. Es intolerable», explicó el ministro.

Peaje blando: un céntimo por kilómetro

Además, Ábalos dijo que la tarifa de cinco céntimos por kilómetro que se ha filtrado en los últimos días es la que se barajaba en un informe diseñado en 2012 por el Gobierno de Mariano Rajoy y que llegó a analizarse en la Comisión Delegada de Asuntos Económicos. Rajoy negó entonces que el asunto estuviese en la agenda del Gobierno, pero la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, era partidaria de dicha medida. «Nosotros no hemos llegado tan lejos, pero nuestra tarifa sería como mínimo un tercio más barata», dijo Ábalos en referencia al precio de los peajes.

El actual Gobierno baraja una especie de ‘peaje blando’ de un céntimo por kilómetro recorrido, lo que equivaldría a pagar 6 euros por un viaje entre Madrid y Barcelona; 3,5 euros entre Madrid y Valencia o 9 euros por cruzar España de punta a punta (Gijón-Cádiz, por ejemplo).

Fuente: https://www.marca.com/